Scooter o Bicicleta Eléctrica, cuál es la mejor opción para una ciudad como Lima?

Scooter o Bici?

Los vehículos eléctricos son, hoy por hoy, una excelente opción para movilizarnos distancias cortas. Hago énfasis en el tema de trayectos no muy distantes no sólo por la capacidad o rango de estos vehículos (porque hay algunos que tranquilamente pueden hacer 60 u 80 Kilómetros de distancia), sino por la comodidad y, por supuesto, por la ausencia de ciclovías o zonas específicas para estos vehículos en Lima y el Perú en general. En otras ciudades, bien planificadas, con áreas específicas para vehículos de este tipo, sí son una alternativa para distancias extensas. En Lima, sin embargo, considero que los vehículos de micromovilidad son una opción muy atractiva para distancias de 3 a 8 kilómetros.

Personalmente, los utilizo desde el 2018, hace un par de años; antes de que servicios como Grin o Movo se lanzaran, y mi experiencia ha sido muy favorable; a través del scooter o bici eléctrica he podido cubrir distancias demasiado extensas para caminar, para las que quizás hubiera tenido que invertir de S/5 a S/7, para poder movilizarme. Y en esta nueva realidad, en este mundo Post-Covid, resultan aún más prácticos, teniendo en cuenta que debemos mantener un distanciamiento social que, en muchas ocasiones, es imposible en transporte público, y dudoso en taxis también.

Antes de adquirir uno: se amolda al tipo de uso que le darás?

Ahora, como he comentado en videos anteriores, la utilidad de un vehículo eléctrico dependerá de muchas cosas: qué tan lejos del trabajo viven? Qué tal están las pistas / tráfico por donde viven? Se movilizan demasiado durante la semana?

Todos estos factores influyen bastante también en el vehículo que conviene obtener; una bicicleta puede ser una mejor opción si estamos en una zona donde las pistas están en malas condiciones, ya que la mayor altura, hace que los baches no se sientan demasiado. Pero si creen que están en condiciones de realmente sacarle el provecho a uno, hoy quería comentarles sobre las ventajas y desventajas de cada uno.

Scooter Eléctrico

El scooter eléctrico destaca por su versatilidad. Luego de usar ambos una bici y un scooter, si tengo que hacer una distancia extremadamente corta (digamos, de unos 2 o 3 kilómetros), definitivamente elegiría el scooter. Por qué? Es muy fácil de simplemente subirse y montar el scooter. A diferencia de una bici, donde tenemos que sentarnos y estamos en un dispositivo mucho más voluminoso, un scooter ocupa poquísimo espacio y resulta muy fácil de maniobrar o manipular.

En muchas ocasiones en la calle, por ejemplo, cuando veo que la pista está repleta de vehículos, o veo algún tipo de dificultad, es facilísimo simplemente bajar los pies del scooter, elevar el vehículo, y subirse a la vereda (y caminar con el scooter al lado, no conducirlo en la vereda). Es súper práctico para zonas de alto tránsito de autos.

Por otro lado, dado a su reducido volumen, son muy fáciles de cargar con nosotros, e incluso es también permisible entrar a establecimientos con estos, cosa que sería imposible con bicicletas eléctricas. Y si viven en un departamento con muchas escaleras, o ascensores angostos, resulta muy útil

Qué buscar en un scooter?

Después de usar scooters por dos años, creo que he encontrado algunas características que buscaría para realmente disfrutar de la experiencia de un scooter

  • Que tenga llantas de 10″ de diámetro. La mayoría de scooter suele tener llantas de 8″ u 8.5″. Sin embargo, para la ciudad de Lima o cualquier ciudad con pésima calidad de pistas, un scooter con llantas de 10″ hacen una enorme diferencia para evitar baches y golpes.
  • Llantas tubeless. Este es el gran error del Xiaomi M365: usa llantas con cámara de aire, como una bicicleta. Esto, en mi caso, resultó en al menos 3 pinchazos en un año, y reemplazar la cámara / repararla, es un dolor de cabeza. Una llanta tubeless es una excelente alternativa, que lo hace mucho más resistente a pinchazos.
  • Un motor de 350 Watts. Un motor de 250 Watts es suficiente para un uso regular; pero si quieren obtener un mejor rendimiento en general, uno de 350 Watts resulta bastante útil. Con más potencia, estaríamos frente a un scooter demasiado pesado que quizás haga que algunas de las ventajas de un scooter eléctrico desaparezcan.

Un scooter eléctrico es una excelente alternativa, entonces, para aquellos que estén buscando una manera de transportarse distancias no muy extensas. Como vamos de pie, es muy fácil montarse / desmontarse y transportarlo a todos lados. Pero por otro lado, al estar de pie, las distancias largas se hacen un poco más incómodas que ir sentado en una bicicleta. Y personalmente, me siento más seguro en un scooter que en una Bici en las calles de Lima porque siento que en cualquier momento simplemente puedo treparme a la vereda, cosa que sería imposible con una bicicleta. Por otro lado, incluso lo recomiendo a caminar. Una ciudad como Lima es sumamente hostil frente a peatones, donde los autos no respetan en absoluto los cruces peatonales y uno siempre tiene que estar con mucho cuidado, como peatón, en cada momento. Un scooter te libera de esto, al darte un “status” similar al de un vehículo. Aceptémoslo: ir por la pista en Lima te da un mayor privilegio que ir por vereda. Y por lo tanto, muchas veces siento menos preocupaciones de autos yendo entre ellos, que como peatón.

Bicicletas Eléctricas

Las Bicicletas Eléctricas son una genial alternativa para distancias más extensas. Si deben transportarse 8 o más kilómetros diarios, una bici eléctrica es una mejor opción. Para empezar, vamos sentados, así que tenemos un mayor nivel de comodidad para periodos de transporte que excedan los 30 minutos.

Otra ventaja es la versatilidad. A diferencia de un scooter, si nos quedamos sin batería, podemos pedalear y utilizarlo como una bicicleta convencional. Además, podemos operarlo en modo híbrido, conocido como “pedaleo asistido”, en donde encendemos el motor pero nosotros también proporcionamos parte de la energía. En estos casos, podemos utilizarlo por distancias mucho más extensas. Mi bici eléctrica, que verán en el video, me ha acompañado en recorridos de más de 40 kilómetros sin problema, usando pedaleo asistido.

Qué buscar en una bicicleta eléctrica?

  • Que se adapte a nuestras necesidades. Yo opté por una bicicleta con aro 20″ y plegable, pues la hace mucho más fácil y sencilla de transportar / guardar. Si tienen el espacio, quizás les convenga una eléctrica con aro 27″, pues tendrán mayor comodidad. Y como podemos usarlo como una bici convencional, una con un aro de mayor tamaño resulta más cómoda a largo plazo.
  • Motor de al menos 350 Watts. Menos de 350 Watts y la asistencia al pedaleo o potencia no serán muy útiles. Una bicicleta de por sí pesa más que un scooter (al menos 20 KG).
  • Que cuente con pedales. Obviamente, para poder utilizarlo como bici, pero también porque, debido a las reglamentaciones locales, un vehículo asistido con pedales no necesitaría el trámite de una placa, mientras que vehículos sin pedaleo asistido serían considerados como moto eléctrica y eventualmente, requerirían de la tramitación de una placa.

Conclusión

Personalmente, creo que ambos tienen un lugar y uso particular. Si tuviera que elegir uno de los dos, me quedaría con la bicicleta eléctrica. El motivo principal? Es más versátil y podemos utilizarlo incluso sin el motor, además de poder recorrer distancias más extensas. Sin embargo, si su uso diario no requerirá de distancias largas, un scooter es muchísimo más conveniente y práctico. Yo, personalmente, cuando tengo que recorrer distancias cortas, siempre termino optando por el scooter porque está casi siempre listo para transportar al instante, mientras que una bici, por lo voluminosa que es, siempre requiere de más preparación.